Nada nuevo te descubrimos cuando te decimos que, lamentablemente, en Canarias estamos acostumbrados a que todo nos llegue un poco más tarde. Y la construcción modular no es una excepción.

La semana pasada estuvimos visitando Berlín (Alemania) para conocer y estudiar diversos edificios construidos con contenedores marítimos. Y la verdad que el sabor de boca que nos ha dejado es inmejorable.

Edificios modulares construidos en tiempo récord, con unos acabados excepcionales, una estética admirable y un resultado final que no te dejan indiferente. Te queremos presentar dos ejemplos concretos:

Residencia de estudiantes en Plänterwald.

Se trata de dos edificios independientes (a los que ya le esperan otros tantos porque están en plena ampliación) que cuentan con más de 120 habitaciones completas para estudiantes universitarios. Se trata de unos edificios de cuatro plantas de altura a los que se les ha dotado de una apariencia urbana con acabado metálico que merece la pena visitar. Los accesos son fantásticos, la distribución excepcional y el confort excelente. Obviamente, no solo no tiene nada que envidiar a una construcción tradicional sino que, al contrario, supera las expectativas que cualquier edificio tradicional te pudiera crear.

Edificio de usos múltiples Platoon Kunsthalle.

En pleno corazón de la capital alemana se levanta esta auténtica mole: cinco plantas de altura y nada más y nada menos que quince contenedores a lo largo que conforman un armazón brutal. Una estética impactante con la que se ha creado un espacio interior espectacular que ofrece un sinfín de posibilidades.

¿Qué te parecen? ¿Crees que en Canarias estamos preparados para implantar este tipo de soluciones constructivas más económicas, rápidas y respetuosas con el medio ambiente? Nos encantaría conocer tu opinión.

USO COOKIES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

CERRAR